Ante las manifestaciones ultraderechistas en Alemania

Desde el comité de Alemania de la Juventud Comunista constatamos que las manifestaciones ultraderechistas como la del pasado 27 de agosto en Chemnitz, llevan ocurriendo como mínimo desde el 2015. Por lo tanto no es algo de lo que el estado alemán no tuviese conocimiento, es algo que conoce pero mira para otro lado.

En lo concreto las manifestaciones nazis de Chemnitz, fueron convocadas por diferentes partidos y organizaciones fascistas como AfD (Alternativa por Alemania) y Pegida (partido antimezquitas). El motivo fue la muerte de Daniel Hilling, un carpintero germano-cubano residente en Chemitz, presuntamente a manos de in inmigrante sirio y otro iraquí. Según denuncian amigos de la víctima, ciertos medios de comunicación sólo se centraban en decir la nacionalidad de los presuntos asesinos y olvidar la sangre cubana de Hilling, dándole alas a gente como Markus Frohmaier (AfD) que instó abiertamente en Twitter a los ciudadanos a tomarse la justicia por su mano.

No queremos dar la idea de un ambiente prebélico ni mucho menos, pero si alertar de que estas manifestaciones llevan produciéndose un tiempo considerable como para que Roland Woelle (ministro del interior de Sajonia) y Steffen Seibert (Portavoz del gobierno) digan poco más o menos que: “les ha pillado por sorpresa”. Pero sí queremos dejar claro que no es una situación segura para la juventud antifascista nativa o extranjera que luchamos contra el fascismo en Alemania. El partido xenófobo AfD tiene 88 diputados en el Bundestag alemán, y según algunas encuestas (MDR, televisión pública alemana) en Sajonia, lugar de los acontecimientos, AfD será segunda fuerza de gobierno.

Para terminar queremos dar el pésame a la familia y amigos de Daniel Hilling y llamar a los colectivos antifascistas a la unidad contra el fascismo.