La Juventud Comunista en Madrid denuncia la situación del aborto en la Comunidad

Desde la Unión de Juventudes Comunistas de España en Madrid queremos denunciar que dado el sesgo ideológico de los gobiernos tanto de la Comunidad de Madrid como del Estado las jóvenes nos encontramos con numerosas limitaciones hacia nuestra libertad afectivo-sexual. Queremos poner en valor la necesidad de recuperar una educación afectivo-sexual, que en vez de avanzar ha ido retrocediendo en los últimos años, como queda reflejado en leyes como la LOMCE que relega la impartición de estos conocimientos a cada centro educativo.

Además, Madrid es la única comunidad autónoma que no tiene ninguna partida presupuestaria destinada a cubrir contraceptivos y anticonceptivos. Esto tiene como reflejo que el 30% de los abortos que se dan en nuestra Comunidad se practican en jóvenes menores de 24 años.

Debido al proceso de privatización existente en la CAM donde tan solo 9 de las 15.987 interrupciones voluntarias del embarazo se han realizado en centros públicos. A esto se le suma que cada vez son más los centros que se acogen a la objeción de conciencia para evitar realizar abortos. Por todo esto el aborto sigue sin ser libre siendo estigmatizado y condenado socialmente a la clandestinidad.

Actualmente la ley de por sí ya dificulta el poder abortar a las menores exigiendo el consentimiento de ambos padres, no teniendo en cuenta las distintas realidades familiares; las menores bajo la tutela de la CAM se encuentran especialmente desamparadas ya que el consentimiento depende de la Institución.

Desde la UJCE en Madrid, como cada 28 de septiembre, saldremos a las calles a reclamar una educación sexual libre de estereotipos, unos anticonceptivos a los que todas tengamos acceso y el cumplimiento del derecho al aborto, libre y gratuito en hospitales públicos.