12 de octubre, nada que celebrar. ¡Ni pasado genocida ni futuro de miseria!

Hoy, 12 de octubre, se celebra la conquista a sangre y fuego de América. El “día de la hispanidad”, hasta hace unos años “día de la raza”, no hace más que perpetuar el odio y la venganza cruenta que deriva del colonialismo. Tiene como pilar el sentir de la burguesía más cercana al fascismo, que vela por sus intereses refugiada en símbolos que apelan al sentimentalismo con el objetivo de ocultar los intereses de las trabajadoras y trabajadores de España.

Los y las jóvenes comunistas no conmemoramos un genocidio que expolió y exterminó a pueblos enteros. Este saqueo y expolio fue clave en el desarrollo del capitalismo mundial, que no se hubiera desarrollado de igual modo sin la explotación del “Nuevo mundo” y la acumulación originaria de capital que supuso.

En nuestros tiempos no hay virreyes administrando los territorios colonizados, sino que tenemos a directivos de Telefónica, Banco Santander, BBVA, Mapfre, Repsol y Gas Natural Fenosa saqueando las economías de los países latinoamericanos y siendo la punta de lanza del imperialismo español en América.

Hoy saldrán a la calle las Fuerzas Armadas, acompañadas por los representantes políticos del Régimen con el Rey a la cabeza. Ellos conmemoran un genocidio mientras niegan una vida digna a los trabajadores y trabajadoras de este país. Frente a su idea rancia de una España monolítica defendemos el reconocimiento de la España plurinacional que en vez de reprimir a los pueblos apueste por la paz. Frente a su intento de dividirnos en base a nuestro origen decimos que nativa o extranjera, la misma clase obrera.

Porque la solidaridad sigue siendo la ternura de los pueblos hoy no tenemos nada que celebrar, y sí un futuro que ganar luchando.